Eka 22

¿POR QUÉ DEBERÍAS APLICAR EL INBOUND MARKETING EN TU NEGOCIO?

El Inbound Marketing o la mercadotecnia de atracción consiste en hacer que sea nuestro público quien nos busque, en lugar de ser nosotros quienes llamemos a su puerta, como hace el marketing más tradicional. Esta nueva tendencia está muy en auge, y es que los patrones de comportamiento de los consumidores está cambiando, por lo que también deberían hacer los negocios, las empresas y las instituciones a la hora de comunicar.

Los clientes ya no quieren ser interrumpidos. No les resulta cómodo el bombardeo de mensajes comerciales. Buscan que las marcas les aporten información de valor. Es así como funciona el Inbound Marketing: Se centra en informar al potencial consumidor con el fin de que se tome a la empresa como experta en el ámbito.

El Inbound marketing actúa en las tres fases del proceso de venta con el contenido por bandera, por lo que se debería diseñar una estrategia de comunicación completa muy centrada en potenciar ese elemento.

(Puedes seguir aprendiendo sobre Inbound Marketing tras la infografía)

inbound marketing

En primer lugar se debería prestar atención a la atracción del cliente. Con una correcta combinación de elementos como técnicas de SEO, inversión SEM o una fructífera estrategia de redes sociales, se pueden conseguir grandes resultados atrayendo tráfico a la web. Se deben tener muy en cuenta ciertos contenidos como informes sobre el producto, guías o libros blancos que muestren el saber hacer y el conocimiento del equipo, atrayendo al cliente porque, a partir de ese momento, la empresa debe sentirse y mostrar como experta en su ámbito.

Una vez se haya atraído al público, se debe conseguir captar a esos clientes potenciales que aporten información. Para ello puede ser interesante ofrecer demostraciones de uso, comparativas o pruebas del producto que le ayuden a conocer los beneficios. Se pueden utilizar técnicas como landing pages en la páginas web, ofertas o botones call-to-action que les acerquen los productos.

¿Y qué beneficio se obtiene de todo esto? La conversión. Si tu objetivo final es vender tu producto, ofrece, por ejemplo, pruebas gratuitas que ‘enganchen’ al posible comprador. La clave reside en escuchar lo que el público reclama para poder ofrecer a cada persona el producto adecuada en el instante propicio. Puedes utilizar softwares o técnicas de medición como el lead nurturing o el social CRM.

¿Te animas a probar el Inbound Marketing?